Get Adobe Flash player

Sin categoría

El vino y la cerveza se librarían de un aumento de impuestos sobre bebidas alcohólicas

La cerveza supone más del 30% de las visitas a los establecimientos hosteleros.

La cerveza supone más del 30% de las visitas a los establecimientos hosteleros.

El Ministerio de Hacienda ha comunicado recientemente la intención del Gobierno de subir un 10% los impuestos especiales a bebidas que contengan alcohol. No obstante, esta medida no afectaría ni a la cerveza ni al vino, para evitar así un fuerte golpe a la hostelería.

Esto significa que si hoy un litro de alcohol tiene un gravamen de 8,30 euros, con este incremento alcanzaría los 9,13 euros. Sin embargo, el litro de cerveza tiene una tasa impositiva mucho menor, 1,99 euros exactamente. El vino, en cambio, ni siquiera cuenta con impuestos especiales.

Las reacciones ante esta intención del Gobierno no han tardado en aparecer. La Federación Española de Hostelería (FEHR) y la Federación Española de Bebidas Espirituosas (FEBE) han advertido en un comunicado que “Esta posible subida impositiva tendría una grave repercusión directamente en el sector de los destilados, e indirectamente en el sector de hostelería, principal canal de ventas de las bebidas espirituosas“. En concreto, la FEBE ha alertado de que una subida de los impuestos especiales agravaría aún más la situación “dramática” del sector, que experimenta un decrecimiento continuado y cuya caída alcanza ya el 38% desde el 2008. Por su parte, la actividad de bares y restaurantes acumula pérdidas cercanas a un 20% desde que se inició la crisis en 2008.

Bosco Torremocha, director general de la patronal de las bebidas alcohólicas, ha criticado también esta posible decisión: “Según nos han trasladado, el Gobierno cree que una subida del 10% es moderada, pero eso es absurdo, no está teniendo en cuenta la situación del sector y va improvisando sobre la marcha. Además, subir los impuestos a las espirituosas y no hacerlo a la cerveza es como aumentar los impuestos al tabaco rubio y no al negro“.

Desde el sector de bebidas espirituosas también temen el alza fiscal y consideran que pondría en peligro cerca de 35.000 empleos.

Obviamente, los cerveceros valoran positivamente el esfuerzo del Gobierno por mantener a la cerveza al margen de esta alza impositiva. El director general de Cerveceros de España, Jacobo Olalla, ha manifestado a Europa Press que “No nos gusta que se suba los impuestos a nadie, y menos a productos que se consumen en la hostelería, pero hay algunos que aportan más a la economía nacional que otros”. Y es que el 25% de los ingresos netos de los bares españoles proceden de esta bebida.

En concreto, la cerveza y el vino suponen más del 30% de las visitas a los establecimientos hosteleros, frente al 29% que genera el café o el 2% de los licores o espirituosos.

De todas formas, fuentes cercanas al Ministerio de Hacienda han declarado que aún no hay nada decidido.